desarrollo social Juventud

Publicación:

Evaluación transversal: políticas y programas para el desarrollo de la juventud


Con la finalidad de conocer qué políticas públicas buscan atender a las y los jóvenes en México hoy en día, así como si éstas funcionan, Fundación IDEA, el Instituto Mexicano de la Juventud (IMJUVE) y el Fondo de Población de las Naciones Unidas (UNFPA) sumaron esfuerzos para publicar este estudio. En él se revisan 106 intervenciones federales relevantes para el desarrollo de la juventud en México.

Para lograr este objetivo, el estudio realizó en primer lugar un diagnóstico de la situación de la juventud en México, así como una revisión de prácticas exitosas a nivel nacional e internacional. Asimismo, el mapeo y análisis de las intervenciones de política pública relevantes para el desarrollo de las y los jóvenes, tomó en cuenta la pertinencia, cobertura, efectividad y resultados de cada intervención.

Entre otras cosas, el estudio nota que actualmente no existe una política integral y transversal para el tema de juventud en México. Asimismo, da a conocer que sólo cerca de la mitad de las intervenciones relevantes para el desarrollo de las y los jóvenes en este país han sido sujeto de  evaluaciones básicas y solamente el 5.7 por ciento cuentan con evaluaciones de impacto. De la misma forma, observa que es importante incrementar la participación de las y los jóvenes en las políticas públicas que les atañen.

Aunado a lo anterior, la publicación presenta un diagnóstico privilegiado de la situación de las y los jóvenes, así como de las políticas públicas dirigidas a ellas y ellos; y perfila estrategias para mejorar dichas políticas en temas como:

Salud. Se observó que el 36% de la población joven carece de seguro médico. Asimismo, se identificó que la principal causa de muerte entre las y los jóvenes son las agresiones y los accidentes vehiculares; sin embargo, no se halló ningún presupuesto federal dirigido a su atención. Para estos temas, una de las propuestas es fusionar los distintos programas de salud para incrementar la cobertura de servicios entre los jóvenes. .

Salud sexual y reproductiva. Si bien se ha incrementado el abasto de anticonceptivos entre 2001 y 2010, ha sido notoria la ausencia de campañas relacionadas con planificación familiar y el uso de anticonceptivos en las últimas dos administraciones federales. Para combatir esta situación, se recomienda aumentar la oferta de anticonceptivos y mejorar la educación sobre derechos sexuales.

Seguridad alimentaria. Uno de cada cuatro jóvenes aún padece inseguridad alimentaria. En atención a este problema, existen dos herramientas principales: el Programa de Apoyo Alimentario y la Estrategia Integral de Asistencia Alimentaria (EIASA). Sin embargo, ambas se enfocan en los menores de 15 años y dejan sin cobertura a quienes sobrepasan dicha edad. Por ello se propone ampliar el espectro de la asistencia alimentaria.

Vivienda. No se identificó ninguna intervención que atienda de manera específica las necesidades de vivienda de las y los jóvenes, aunque existen programas de subsidio y crédito para la adquisición de vivienda a los que puede acceder la población joven. Se recomienda diseñar un programa de apoyo a la renta en lugar de fomentar la compra de una vivienda, pues gran parte de las y los jóvenes tardan en decidir dónde desean residir definitivamente. En este sentido, como parte del análisis de buenas prácticas internacionales, se identificó que en muchos países existen programas de apoyo para que la población joven pueda emanciparse y tener una vivienda digna.

Discriminación. 21% de las personas entrevistadas en la Encuesta Nacional sobre la Discriminación en México (ENADIS, 2010) considera que los derechos de las y los jóvenes no se respetan. Para garantizar el derecho a la no discriminación hace falta contar con una ley general de la juventud y suscribir la Convención Interamericana de los Derechos de la Juventud. Además, se propone crear entidades en los estados similares al CONAPRED y otorgar a este último la facultad de hacer recomendaciones al sistema educativo para combatir la discriminación.

Cultura, deportes y recreación. Más de 17% de las y los jóvenes utiliza su tiempo libre para ir al gimnasio o al parque. Sin embargo, hay abandono y falta de mantenimiento de los espacios públicos existentes en las principales zonas urbanas. Debido a esto se considera indispensable promover la participación de las familias en prácticas recreativas saludables. En este sentido, una de las recomendaciones es rediseñar el Programa de Rescate de Espacios Públicos (PREP) para que incorpore en sus objetivos acciones que atiendan las necesidades específicas de las y los jóvenes.

Educación. Más del 80% de las y los jóvenes que presentaron el examen de la evaluación coordinada (CENEVAL) obtuvo un nivel satisfactorio. En 2010, el Programa Nacional de Becas y Financiamiento (PRONABES) atendió al 98.7% de los solicitantes; sin embargo, se prevé que la demanda siga en aumento, pues el programa aún no cubre a la mitad de su población potencial. Para atender este tipo de retos, se recomienda ampliar los esquemas de becas e introducir mecanismos de evaluación. Con el propósito de mejorar la calidad de la educación, se propone fijar metas claras de mejora y aumentar significativamente la rendición de cuentas en las universidades e institutos tecnológicos, tanto públicos como privados.

Empleo. En promedio, las y los jóvenes de 12 a 29 años reciben menos de dos salarios mínimos mensuales por concepto de ingreso monetario proveniente de su actividad económica. Se observó, además, que en general las mujeres reciben un ingreso menor al de los hombres. 66.1% (14.6 millones) de las y los jóvenes disponibles para trabajar (22.4 millones) está ejerciendo alguna actividad económica. Pero sólo 32% de las y los jóvenes que trabajan cuenta con contrato laboral, y únicamente el 61% percibe un salario mayor al mínimo. Además, 85% de los jóvenes cuenta con empleo; en contraste con sólo 47.5% de las jóvenes. En este sentido, se señala que una estrategia integral para el empleo juvenil debería contar con un componente de educación y difusión de información sobre los derechos laborales de la juventud, y debería diseñarse con un enfoque de género. También debería incluir componentes clave, como: servicios de asesoría social, entrenamiento en salón de clases, entrenamiento in situ, servicios de intermediación, certificación y vinculación, así como tomar en cuenta experiencias internacionales exitosas en la materia.

Participación ciudadana. La mayoría de las intervenciones identificadas en temas de participación están acotadas en alcance y cobertura. Sólo un porcentaje muy bajo de jóvenes participa en asociaciones o clubes ajenos a sus actividades obligatorias. Además, México presenta un déficit de asociaciones juveniles en comparación con otros países de la región. Se recomienda incluir el proceso electoral como parte del aprendizaje académico de las y los estudiantes e involucrar a las y los jóvenes en la construcción, implementación y evaluación de las políticas públicas. Esto enlazado a la idea de que más que contar con muchos jóvenes participando en campañas políticas, los partidos políticos deberían tener una plataforma específica sobre temas de juventud.


Otros proyectos


Programa contra la Violencia de Género “Rompiendo Ciclos, Construyendo Inicios”


En México existe un problema público grave y sistémico de violencia contra las mujeres, parte importante de la cual se da en el ámbito familiar y de pareja. Este tipo de violencia tiene una naturaleza cíclica distinta a otros delitos, en donde es común que los hechos de agresión estén rodeados de momentos de reconciliación, calma, una nueva acumulación de tensión, y la reincidencia en la violencia. Este ciclo en el cual se pueden encontrar las víctimas de violencia familiar y de pareja presenta retos particulares para las autoridades encargadas de brindar seguridad y justicia en el país.

En este contexto nace el programa contra la violencia de género “Rompiendo Ciclos, Construyendo Inicios”, el cual cuenta con el apoyo financiero del Departamento de Estado de los Estados Unidos de América, mediante la Oficina de Asuntos Antinarcóticos y Aplicación de la Ley (INL, por sus siglas en inglés), e implementado por Fundación IDEA en alianza con Fortis Consultoría. El Programa brinda asistencia técnica a las autoridades locales de seguridad y justicia en los estados de Nuevo León, Coahuila y el Estado de México para co-diseñar e implementar el Modelo de Atención e Interrupción de Ciclos de Violencia y así fortalecer sus capacidades intra e interinstitucionales en la respuesta a la violencia familiar y de pareja.

El Programa trabaja con instituciones policiales, fiscalías generales, poderes judiciales, centros de justicia para las mujeres y sistemas cívicos de justicia para cumplir tres objetivos específicos:

  1. Fortalecer las capacidades institucionales de autoridades de seguridad y justicia
  2. Mejorar la coordinación interinstitucional
  3. Promover el uso de los servicios integrales disponibles para brindarle atención a las víctimas

El Modelo propone un enfoque centrado en las víctimas, abordando la problemática de la violencia familiar y de pareja a partir de cuatro procesos de atención clave. A continuación, se describen las condiciones deseables en cada momento:

  1. Atención inicial: las autoridades dan respuesta efectiva a las necesidades prioritarias según el nivel de riesgo en el que se encuentran las víctimas.
  2. Acompañamiento y monitoreo de casos: las instituciones dan seguimiento integral a los casos, sin importar si hay una denuncia en curso o no; gestionan los riesgos; y ofrecen servicios de acuerdo con las necesidades e intereses de las víctimas.
  3. Justicia y reparación integral: ejercicio eficiente de los procesos penales de investigación, persecución y la impartición de justicia, considerando la reparación integral para víctimas directas e indirectas.
  4. Opciones no penales: aprovechamiento del sistema de justicia cívica para la identificación y canalización de probables casos de violencia de género hacia los servicios pertinentes y relevantes para las víctimas.

Como resultado de la implementación, el Programa contribuirá en seis beneficios potenciales para la sociedad y las instituciones de seguridad y justicia:

  1. Incremento en el bienestar y seguridad para las víctimas directas e indirectas de violencia de género
  2. Incremento en la efectividad de las autoridades para interrumpir los ciclos de violencia
  3. Incremento en la confianza hacia las autoridades por parte de las víctimas
  4. Mayor eficiencia en la coordinación interinstitucional entre las autoridades de acuerdo con los roles específicos en el sistema de seguridad y justicia
  5. Aumento en el uso eficiente de los recursos públicos
  6. Generación de mejores prácticas para prevenir y atender la violencia de género


Consulta nuestro resumen ejecutivo





Leer más

Dermatitis Atópica: Más allá de la piel. Impactos en la calidad de vida en México.


La dermatitis atópica (DA) es una condición que afecta a más del 10% de la población en México (Guevara-Sanginés, et.al., 2020), marcando la vida de millones de distintas maneras. A pesar de su prevalencia, la falta de información detallada sobre sus repercusiones ha sido un obstáculo significativo para desarrollar estrategias efectivas de atención y manejo.

Reconociendo esta necesidad, en 2023, Fundación IDEA, en colaboración con la Fundación IMSS y la Fundación Mexicana para la Dermatología, y con el apoyo de Sanofi, llevó a cabo un estudio sobre la DA y su impacto en la calidad de vida de las personas con la enfermedad y sus cuidadores en México. Este estudio exploró las siguientes dimensiones:

Para cada dimensión el estudio contiene hallazgos que resaltan la complejidad y profundidad del impacto de la DA en la vida de quienes la padecen y sus cuidadores. Algunos de éstos son:

  • Impactos físicos: Los síntomas de la DA, como la comezón y el dolor, afectan severamente las actividades diarias, el sueño y la capacidad física de las personas con la enfermedad.
  • Impactos psicológicos: Una alta proporción de personas con DA experimenta ansiedad y depresión, lo cual impacta profundamente su bienestar emocional y autoestima.
  • Impactos sociales: La DA limita la participación en actividades sociales y afecta las relaciones personales, aumentando el aislamiento social de las personas con la enfermedad.
  • Impactos económicos: Los costos de tratamiento y la pérdida de productividad laboral debido a la DA imponen una carga económica significativa a las personas con la enfermedad y sus familias.

Estos hallazgos subrayan la necesidad de una estrategia integral que aborde las distintas dimensiones de la calidad de vida que son afectadas por la enfermedad, buscando mejorar no solo el manejo clínico de la DA sino también el apoyo social y económico para quienes la padecen.

El informe incluye un resumen ejecutivo que destaca los principales hallazgos y conclusiones del estudio. Te invitamos a descargarlo para obtener una visión detallada y comprensiva de los impactos de la dermatitis atópica.

Descarga el informe aquí



GUIDAMEX: Guía de Dermatitis Atópica México
Si usted es profesional de la salud y quisiera fortalecer sus conocimientos sobre el manejo adecuado de la DA, le invitamos a participar en el curso de la “Guía de dermatitis atópica México”, el cual contiene información útil y actualizada sobre su diagnóstico y tratamiento.
Consulte este enlace para acceder a la capacitación.


Leer más

Índice Subnacional de Competitividad en Innovación de América Latina


Fundación IDEA colaboró con el Information Technology and Innovation Foundation (ITIF), junto a la Cámara Colombiana de Informática y Telecomunicaciones (CCIT), el Centro Mackenzie de Liberdade Econômica, Macroconsult y el Centro de Estudios e investigación Libertad y Desarrollo (LYD), para la elaboración de este reporte que tiene como objetivo poner al alcance de formuladores de políticas públicas los datos clave para reforzar la competitividad global de sus regiones y países. El índice compara las 182 regiones de Brasil, Chile, Colombia, México, Perú y Estados Unidos utilizando 13 indicadores, agrupados en tres categorías:

  • Fuerza laboral basada en el conocimiento: los indicadores miden el nivel educativo de la fuerza laboral, inmigración de trabajadores del conocimiento, empleo en los sectores profesionales, técnicos y científicos, y productividad del sector manufacturero.
  • Globalización: Los indicadores miden las exportaciones de alta tecnología y el ingreso de inversión directa extranjera.
  • Capacidad de innovación: los indicadores miden la proporción de hogares de una región suscritos a Internet de banda ancha, los gastos en I+D, cantidad de personal de I+D, creación de nuevas empresas, producción de patentes, nivel de progreso hacia la descarbonización e inversión de capital de riesgo.

Entre las principales conclusiones destacan: 

  • Estados Unidos cuenta con las primeras 47 posiciones del ranking, encabezado por Massachusetts, California y Washington. Mientras tanto, los estados de Mississippi, Alaska y Virginia Occidental ocupan puestos inferiores al de las regiones latinoamericanas con mejor desempeño. 
  • Ciudad de México, México; São Paulo, Brasil; Lima y Arequipa, Perú; y Bogotá, Colombia encabezan las cinco regiones con mejor desempeño en América Latina. 
  • Si bien las regiones de América Latina se encuentran por detrás de las de Estados Unidos en sus puntuaciones generales, existe menor variación entre sus puntuaciones regionales.
  • Las regiones peruanas, junto con muchas regiones de Colombia, Brasil y México se encuentran visiblemente rezagadas con respecto a las regiones estadounidenses en la adopción de banda ancha. A nivel subnacional, Estados Unidos sobresalió en los indicadores de capital de riesgo y solicitudes de patentes. 
  • Se recomienda que los formuladores de políticas públicas en América Latina impulsen la investigación y desarrollo (I+D) locales, el emprendimiento y las solicitudes de patentes para una economía resiliente con oportunidades de desarrollo de vanguardia.



Leer más