|

¿Cómo facilitar la prevención proactiva de enfermedades crónicas? Aprendizajes de la implementación inicial de Medición Integrada para la Detección Oportuna (MIDO)




En colaboración con la Fundación Carlos Slim y la Alianza Lilly contra las Enfermedades No Transmisibles (Lilly NCD Partnership), el equipo de Fundación IDEA publicó un análisis sobre las políticas de prevención proactiva de las enfermedades crónicas, con una visión enfocada en Medición Integrada para la Detección Oportuna, o MIDO. MIDO es una política de tamizaje o detección de enfermedades que forma parte del Modelo CASALUD, una intervención innovadora para tratar y prevenir enfermedades crónicas no transmisibles (ECNT) como la diabetes, hipertensión y obesidad.

México, como muchos otros países de bajo y mediano ingreso, enfrena una epidemia de ECNT. Adicional a contar con tasas de prevalencia altas se estima que existe un problema grave de desconocimiento o sub-diagnóstico. Por ejemplo, la prevalencia de diabetes entre adultos mexicanos se reporta en 9.6%. Sin embargo, en la práctica se estima que la prevalencia real puede de hasta el doble de esta cifra. Bajo dicho contexto, el control de la epidemia de ECNT requiere programas amplios de tamizaje, o campañas masivas de detección de ECNTs. Desde 1999, la estrategia de la Secretaria de Salud ha sido utilizar un cuestionario impreso para determinar los niveles de riesgo de desarrollar ECNT en sus pacientes. Sin embargo, esta estrategia se limita a tamizar pacientes ya incorporados a centros de salud, carece de un sistema electrónico de monitoreo y fija metas con base en el número de cuestionarios aplicados, no en el número de personas tamizadas. Para apoyar en la mejora de la atención a ECNT en México, la Fundación Carlos Slim desarrolló una política de tamizaje y prevención denominada MIDO. A la fecha, MIDO se ha implementado en 138 centros de salud de primer nivel en México y el equipo de Fundación IDEA llevó a cabo un análisis de su operación en ocho centros de la región centro del país.

El análisis encontró que MIDO expande programas de tamizaje más allá de los centros de salud, sistematiza las estrategias de tamizaje comunitaria, hace hincapié en la detección de las pre-enfermedades, incorpora recomendaciones de estilos de vida y plantea metas de tamizaje poblacionales. En colaboración con la Secretaría de Salud, MIDO ha tamizado más de 500,000 personas, de las cuales aproximadamente 40% no hubiera sido tamizado bajo las políticas tradicionales de la Secretaría de Salud. De estos más de medio millón de individuos tamizados, a 13.4% le fue detectada pre-diabetes (glucosa en ayudas entre 100 y 125mg/dL) y a 5.8% le fue detectada diabetes no diagnosticada (glucosa en ayudas mayor a 126 mg/dL o glucosa casual mayor a 200 mg/dL). Sin embargo, todavía existen áreas de oportunidad para vincular los resultados positivos con pruebas confirmatorias y con la incorporación de dichas personas en actividades de atención a las ECNT.

Los aprendizajes de la implementación de MIDO en México sugieren que programas de prevención primaria y secundaria en otras partes del mundo deben considerar la necesidad de establecer metas de tamizaje poblacionales, un enfoque que incluya las pre-enfermedades y la agilización de la transición entre tamizaje, confirmación del diagnóstico y la incorporación de los pacientes al sistema de salud.

Consulta aquí el reporte completo de esta investigación, publicado en la revista arbitrada International Journal of Health Policy and Management.

Documentos

Más material
de Fundación IDEA

Visita nuestros perfiles en las redes

TwitterLinkedInFacebook

Lo más consultado

|